Qué es la sequedad vaginal: causas, síntomas y otros datos

Puede ser incómodo hablar sobre la sequedad vaginal, pero es una afección contra la que luchan muchas mujeres. La sequedad vaginal puede causar una sensación de picazón e incomodidad. También, puede provocar que las relaciones sexuales sean dolorosas. Continúe leyendo para conocer todo sobre la sequedad vaginal: qué es exactamente, qué la causa y cómo puede aliviar la incomodidad que produce. 

¿Cuál es la lubricación natural normal?

Una vagina sana y normal está ligeramente húmeda, y sus paredes están recubiertas por una fina capa de moco cervical, producido por las glándulas ubicadas alrededor del cuello uterino (el cuello de la matriz). Este moco cervical cambia a lo largo de su ciclo menstrual. Cuando se encuentre en su punto más fértil, usted estará más húmeda, y el moco vaginal, más acuoso y como “clara de huevo”; mientras que en otros momentos de su ciclo, se encontrará más seca. 

La hormona estrógeno estimula estas glándulas para que secreten moco cervical y, también, hace que el recubrimiento de la vagina se vuelva más grueso y elástico. Los cambios en la cantidad, el color y la consistencia del moco cervical dependerán del momento del ciclo menstrual.  

La cantidad de moco cervical que secreta una mujer saludable puede variar de un día a otro, dependiendo del momento de su ciclo. Por ejemplo, puede notar más moco cervical cerca de la ovulación, pues el cuello uterino aumenta la producción de líquido para ayudar a los espermatozoides a llegar al óvulo y fecundarlo. También actúa como una forma natural de lubricación. ¿Quiere obtener más información sobre los cambios en el moco cervical?

Lea más aquí 

¿Qué es la sequedad vaginal?

Si nota que no está produciendo suficiente moco cervical, siente sequedad y picazón en la vagina o alrededor de ella, siente incomodidad en la piel seca de la vagina o incluso dolor, o siente molestias al mantener relaciones sexuales, es posible que tenga sequedad vaginal. 

No olvide que la sequedad vaginal es un problema bastante común, que muchas mujeres experimentan en algún momento de sus vidas. Este artículo le explicará sus causas y las formas en que puede aliviar la incomodidad.  Si tiene dolor o algún síntoma relacionado, consulte a su médico para obtener asesoramiento.

¿Cuáles son las causas de la sequedad vaginal?

La sequedad vaginal se puede presentar a cualquier edad y por diversas razones. Una de las causas más comunes es el cambio en los niveles de hormonas. Los cambios hormonales pueden ocurrir si experimenta alguna de las siguientes situaciones: 

  • está pasando por la menopausia; 
  • está amamantando; 
  • está tomando píldoras anticonceptivas; 
  • está tomando antidepresivos; 
  • le han hecho una histerectomía (le han extraído el útero);
  • está recibiendo ciertos tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia. 

También existen causas no hormonales para la sequedad vaginal, por ejemplo, 

  • no estar excitada durante las relaciones sexuales; 
  • usar jabones o geles de baño perfumados, o realizar duchas vaginales dentro y alrededor de la vagina; 
  • tener una enfermedad como la diabetes o el síndrome de Sjögren (una enfermedad que afecta la producción de fluidos corporales); 
  • tomar medicamentos, como antihistamínicos. 

¿Cuáles son los síntomas de la sequedad vaginal?

Es posible que tenga sequedad vaginal si nota alguno de estos síntomas: 

  • siente dolor, sequedad o picazón en la vagina o alrededor de ella;
  • siente dolor o molestias al mantener relaciones sexuales; 
  • se da cuenta de que orina más de lo normal;
  • tiene infecciones recurrentes del tracto urinario (ITU). 

Si nota algún síntoma de sequedad vaginal, asegúrese de consultar a su médico para descartar cualquier problema de salud que la esté causando. 

Sequedad vaginal y relaciones sexuales

La sequedad vaginal puede provocar que las relaciones sexuales sean incómodas. Las relaciones sexuales pueden ser dolorosas y es posible que sangre después, ya que la fricción que se produce al tener relaciones sexuales puede dañar el tejido de la vagina o el cuello uterino. Si nota sangrado o dolor, consulte a su médico. 

Si sufre de sequedad vaginal, es posible que sienta menos deseo de tener relaciones sexuales.

Ayude a aliviar las molestias durante las relaciones sexuales de la siguiente manera:

  • Use un lubricante a base de agua antes de tener relaciones sexuales (puede usarlo dentro de la vagina y alrededor de ella o en el pene de su pareja).
  • Agregue más juegos previos antes de las relaciones sexuales, para ayudarla a sentirse más excitada.
  • Use solo cremas o lociones diseñadas para la vagina, como humectantes vaginales. 
  • No utilice jabones perfumados. 

Además, si está tratando de concebir (TTC), entonces tendrá que tener relaciones sexuales con mayor frecuencia alrededor de su intervalo de fertilidad para aumentar sus probabilidades de quedar embarazada. Utilice un lubricante favorable para la fertilidad si está tratando de concebir. 

Sequedad vaginal durante el embarazo y después de dar a luz

Es bastante normal que el parto cause sequedad vaginal. Los niveles de estrógeno disminuyen después de dar a luz, lo que puede provocar la sequedad. En el caso de las mamás que amamantan a su bebé, los niveles de estrógeno pueden bajar aún más, lo que puede contribuir a incrementar la sequedad vaginal. 

La buena noticia es que, una vez que deja de amamantar y cuando sus períodos regresan, los niveles de estrógeno volverán a la normalidad y la sequedad desaparecerá por sí sola. 

Si retoma las relaciones sexuales y la sequedad le provoca molestias, puede aliviar el dolor con un lubricante (opte por uno a base de agua o de silicona si usa condones). También podría ser útil hablar con su pareja sobre cualquier asunto o problema en su vida sexual. 

Si la sequedad persiste incluso después de que sus períodos hayan regresado, si siente dolor o le resulta difícil vivir con sequedad vaginal, hable con su médico. 

Sequedad vaginal relacionada con la menopausia

Durante la perimenopausia y después de que una mujer ha pasado por la menopausia, los ovarios producen menos estrógeno. Esto no solo genera un adelgazamiento de los tejidos de la vagina y la vulva, sino también, una reducción en la cantidad de glándulas del cuello uterino que producen moco. La vagina puede volverse menos elástica y más seca. 

El momento en que ocurren estos cambios varía entre las mujeres. Algunas pueden comenzar a experimentar estos cambios en la perimenopausia, mientras que otras solo los notan años después de la menopausia.

La sequedad vaginal asociada con la menopausia se puede tratar con humectantes vaginales, lubricantes, cremas de estrógeno o terapia de reemplazo hormonal (TRH). Hable con su médico para conocer cuáles son sus mejores opciones. 

Tratamiento y remedios para la sequedad vaginal 

La manera de aliviar la sequedad vaginal depende, principalmente, de la causa: ¿se originó después del parto o la menopausia, o se debe a una enfermedad? Si siente preocupación y no está segura de la causa, consulte a su médico.  

Si no tiene una condición médica que pueda provocar sequedad vaginal, estas son algunas recomendaciones generales que pueden ayudar a aliviar las molestias de la sequedad vaginal, cualquiera sea su causa:

Lo que debe hacer Lo que no debe hacer
  • Usar lubricantes a base de agua antes de las relaciones sexuales
  • Usar humectantes vaginales diseñados específicamente para la sequedad vaginal 
  • Usar jabones y geles de baño sin perfume en la zona de la vagina 
  • Intentar disfrutar más de los juegos previos antes de las relaciones sexuales
  • Usar jabones perfumados, geles de baño o realizar duchas vaginales alrededor de la vagina 
  • Colocarse cremas o lociones, como vaselina, dentro de la vagina, ya que pueden causar una infección
  • Usar humectantes en la vagina que no estén diseñados para aplicar en esa zona

Tipos de lubricantes y cómo pueden ayudar

Es posible que haya notado que los productos de lubricación se han mencionado como una forma de tratar la sequedad vaginal, pero ¿cuáles son exactamente? 

Los lubricantes pueden ayudar a reducir la fricción que experimenta durante las relaciones sexuales cuando tiene sequedad vaginal. Hay diferentes tipos de lubricantes vaginales  disponibles: 

  • Lubricantes a base de agua. Este es un tipo común de lubricante, que viene en versiones con o sin glicerina (estas últimas se anuncian como menos propensas a causar irritación). Los lubricantes a base de agua son una buena opción si usa condones. 
  • Lubricantes a base de silicona. Estos lubricantes, por lo general, se consideran de larga duración y también son seguros para el uso con condones. Los lubricantes a base de silicona también son hipoalergénicos. 
  • Lubricantes a base de aceite. Estos suelen ser menos costosos. El NHS recomienda no usar lubricantes a base de aceite porque son incompatibles con los condones. También recomienda no usar lubricantes a base de aceite sintético, como la vaselina, ya que pueden irritar la vagina. 
  • Lubricantes naturales. Están hechos de productos botánicos orgánicos y naturales y, a menudo, son veganos y sostenibles. No contienen parabenos y sus ingredientes suelen ser seguros para la vagina. Sin embargo, tienen una vida útil corta y pueden ser más costosos. 
  • Lubricantes favorables para los espermatozoides. Si está buscando quedar embarazada, busque un lubricante que sea favorable para los espermatozoides. Ciertos ingredientes en los lubricantes, como la glicerina, pueden afectar la motilidad de los espermatozoides, es decir, la capacidad de movimiento y funcionamiento que tienen. Por lo tanto, opte por un lubricante favorable para los espermatozoides que esté hecho sin ninguno de estos ingredientes. Se presentan en el mercado como favorables para los espermatozoides. 
     

¿Cuándo debería consultar al médico? 

Considere consultar a su médico si ocurre lo siguiente:

  • la sequedad vaginal está afectando su vida diaria; 
  • ha tenido sequedad vaginal durante algunas semanas, y lo que puede probar usted (como usar lubricantes) no está funcionando; 
  • experimenta dolor o molestias inusuales;
  • nota secreción o sangrado inusual de la vagina;
  • tiene sangrado después de tener relaciones sexuales o entre sus períodos; 
  • cree que la sequedad vaginal se debe a cambios hormonales (por ejemplo, la menopausia);
  • se siente preocupada por algún motivo de salud.

Preguntas frecuentes sobre la sequedad vaginal

Preguntas frecuentes

¿Qué se siente al tener sequedad vaginal?

Puede sentir dolor, sequedad o picazón en la zona de la vagina, y puede sentir dolor e incomodidad al mantener relaciones sexuales.

¿Qué ayuda a aliviar la sequedad vaginal?

La lubricación antes de las relaciones sexuales y los humectantes vaginales pueden ayudar si sufre de sequedad vaginal. Consulte a su médico en caso de que sienta alguna molestia anormal, tenga alguna inquietud o experimente dolor.

¿Puede tener sequedad en las primeras etapas del embarazo?

El embarazo puede afectar sus hormonas, lo que a su vez puede afectar la humedad o la sequedad de la vagina. En el embarazo, se produce una disminución de la hormona llamada estrógeno, lo que puede causar sequedad vaginal. Además, su libido puede cambiar durante el embarazo, lo que puede afectar la lubricación vaginal.

¿Desaparece la sequedad relacionada con la menopausia?

La sequedad debida a la menopausia no desaparecerá por sí sola y, sin tratamiento, podría empeorar. Si es menopáusica, consulte a su médico sobre sus opciones, especialmente si la vagina le pica o está seca todo el tiempo.

Conclusión

Puede ser incómodo vivir con el síntoma de sequedad vaginal, pero afortunadamente existen muchas opciones para aliviar la molestia. Si está preocupada o está pasando por la menopausia, vale la pena consultar a su médico para ver qué tratamientos, como los tratamientos hormonales, podrían ser adecuados para usted.